Reinventar la rueda

Imagen

Sigo dándole vueltas a aquello que “No hay nada menos original que querer ser tan original”. Una amiga me cuenta la siguiente historia: dos estudiantes, uno de publicidad y otro de cine son llamados por una agencia para realizar un late show para la web, con buenos sueldos, equipo técnico y asesoría de periodistas para trabajar en la pauta. El desafío: crear el programa de manera que fuera entretenido y visualmente atractivo.

En la reunión correspondiente, ellos plantean que la pauta obedece a una copia de los ‘típicos late shows’ existentes, que querían ‘reformular la televisión’ y que (esta es mi parte favorita) por culpa de gente como ellas –las periodistas que se apegan al formato- la televisión es lo que es actualmente. Al pedirles que cuenten de qué se trata su propuesta ellos comentan que ‘todavía no la tienen’ pero que será mejor que la planteada. Luego de la tensa reunión, ellos deciden renunciar al proyecto vía mail, aduciendo (como los rockeros) diferencias creativas y diferencia en las visiones.

¿Cómo es que dos estudiantes pierden la posibilidad de trabajar, de generar plata para un proyecto personal y, de paso, se hacen un mal nombre?

Uno podría decir que están en su sano derecho (y lo están) por hacer algo diferente o no hacer lo que les pidieron. Pero esto no los habría llevado siquiera a la absurda reunión comentada. Si fueron, creo, es porque de verdad les interesaba hacer algo distinto y vieron una posibilidad. Entonces, creo que cometieron varios errores, pero sólo dos que me gustaría comentar.

El primero tiene que ver con algo que también pensé en su minuto (así que los entiendo) y tiene relación con “reformular la televisión”. Nadie parte un proceso creativo de cero. Si no me cree vea este documental, Everything is a remix, por Kirby Ferguson. En el fondo, lo que Ferguson nos recuerda es lo que Isaac Newton decía “estamos parados en los hombros de gigantes”. Nadie crea a partir de la nada. ¿Quieres reformular el formato que te piden? Ok, mézclalo con otros, transforma el original. Los géneros se transforman al combinarlos con otros ya existentes.

Error nº 2: La paradoja del divo: Seth Godin lo dijo
“(Antes) si alguien era verdaderamente dotado, por supuesto que no tenía el tiempo o la atención para ser también buena onda, razonable, o bueno entendiendo tus necesidades”. En otras palabras,  si antes habían tres tipos que pudieran técnicamente hacer un programa de televisión como el que se les pidió a estos estudiantes, dependíamos de ellos y le aguantábamos todo. Hoy ya no es así, existen cientos de profesionales afuera que podrían hacer el trabajo mejor que tu (aplíquese a un sinnúmero de profesionales creativos).

El problema de reinventar la rueda es que la rueda funciona, así que si quiere mejorarla cópiela, combínela y transfórmela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s